Las intervenciones para colocar implantes dentales en Vilanova i la Geltrú hoy en día son prácticamente indoloras y con una recuperación más rápida y sencilla que antes. Aun así, si después de un tiempo sientes molestias o incluso dolor, en esta entrada te vamos a asesorar sobre cómo reaccionar en cualquier caso.

Evidentemente, es normal sentir un poco de molestia al despertarse la anestesia, pero siguiendo correctamente las pautas que te ha dado el profesional, se soporta todo perfectamente. Debemos prestar atención cuando el dolor aparece una vez ha pasado el tiempo del postoperatorio.

Si días después de haberte realizado una cirugía de implantes dentales en Vilanova i la Geltrú notas algo de inflamación, puede ser normal, ya que no todos los cuerpos reaccionan igual ante cualquier cambio; en este caso será suficiente un poco de frío en la parte externa y un antiinflamatorio común. En las 72 horas siguientes a la operación es normal un poco de sangrado, así como fiebre no muy alta.

Si el sangrado es excesivo y la fiebre no se controla, es un signo de alarma para que acudas al especialista. Pídele consejo también si el dolor que te produce el implante se vuelve incontrolable y no te permite hacer vida normal o si notas que se mueve. Si pasadas varias semanas el implante provoca molestias al cerrar la boca o masticar, tampoco se considera una situación normal.

Debes tener en cuenta que, para evitar riesgos, tu especialista te deberá hacer una serie de revisiones y un informe de salud para que la cirugía sea lo más exitosa posible y luzcas unos dientes perfectos toda la vida.

En Clínica Dental Garraf nos implicamos a fondo para que la salud y la sonrisa de nuestros pacientes siempre luzcan al 100 %. Pide tu primera cita sin compromiso.